Alopecia y romance

Es tu tercera cita. Estás feliz. Parece que la persona con la que sales tiene todo lo que estás buscando. Sin embargo, hay un secreto tuyo que no conoce y que tarde o temprano, saldrá a la luz. Harías lo que fuera por evitarlo. De hecho, has procurado que las citas sean en lugares que no impliquen el riesgo de quitarte tu gorra, sombrero, peluca o mascada.

¿Te ha pasado?

A continuación, te proponemos tres opciones para que la calvicie no te juegue una mala pasada en tus relaciones amorosas.

1. Confesarlo a la tercera cita. Esta alternativa conviene si no te sientes cómodo diciéndole al mundo que padeces alopecia. Es un tiempo prudente para generar cierta confianza y para descubrir si no es una condición que cambie la decisión o percepción de tu pareja potencial, lo cual no debería ocurrir, pero es mejor darse cuenta a tiempo, ¿cierto?

2. Confesarlo después de la quinta o sexta cita. Normalmente, cuando ya estás seguro de que la persona te interesa y quieres establecer una relación más seria y duradera, has salido más de cinco o seis veces con él o ella. El problema es que al haber dejado pasar tanto tiempo, puede percibirlo como un engaño y no tomarlo de la manera que a ti te gustaría. Deberás ser muy cuidadoso, y tratar de mencionarlo con delicadeza. Finalmente, el propósito no es herir ni salir lastimado. También, puedes pedirle apoyo, para eso son pareja, ¿no es así?

3. Confesar desde el principio. Dejamos esta opción para el final, ya que es la más difícil. Esta situación se da sobre todo cuando ya el paciente de alopecia se encuentra cómodo consigo mismo y con su nueva apariencia. Puede ser que utilices una prótesis o que hayas decidido quedarte «al natural», pero si ya has asumido tu padecimiento, te será más sencillo hablar de él. Equivaldría a decir: «tengo estrías, un tatuaje, una cicatriz o miopía». Es una característica de tu apariencia y nada más.

El consejo, en cualquier opción que elijas, es hablarlo en un lugar tranquilo, donde puedas expresarte libremente sin temor a tener que repetir las palabras, o a que haya mucha gente extraña a tu alrededor. Los nervios que acompañan a estas salidas, se acentúan con la presión de confesar un padecimiento, y tu pareja potencial deberá entenderlo.

Esperamos que elijas la opción la que más te convenga y que tu vida amorosa resurja después de haberla puesto en pausa por padecer alopecia. Al menos eso es lo que un gran porcentaje de los pacientes nos han confiado.

Recuerda que Svenson es tu aliado para tratar los problemas de alopecia y que tenemos la solución ideal para ti.

This will close in 0 seconds

Agencia de Marketing DigitalOpiniones Svenson