¿Duele perder el cabello?

By 2 enero, 2015Artículos
¿Duele perder el cabello?

Perder el cabello duele. Y el dolor no es necesariamente físico. De hecho, en la mayoría de las ocasiones, no hay comezón o descamación. Sin embargo, cualquier paciente con alopecia sabe que esta enfermedad lastima su persona más dolorosa y profundamente de lo que se percibe a simple vista.

En una encuesta telefónica realizada a hombres, 62% de quienes reconocieron sufrir pérdida de cabello afirmaron que la condición afectaba su percepción de sí mismos. Esta afectación se expresaba como pérdida de atractivo, preocupación por lucir mayor o extraño, y reducción de la vida social.

En cuanto a las mujeres, la pérdida de cabello daña la percepción de belleza, perjudicando las relaciones personales y, en ocasiones, la carrera profesional. De acuerdo con un estudio en el que se entrevistaron a pacientes con cáncer, las mujeres con la auto imagen más deteriorada eran quienes habían perdido cabello. Incluso, este efecto les resultaba más chocante que los daños causados por el cáncer de seno.

Es claro entonces que entre el cabello y la percepción que tenemos de nuestra imagen hay una relación muy cercana, la cual se altera cuando aparece la alopecia.

¿Cómo preservar mi imagen si me estoy quedando calvo (a)?

El primer paso es aceptar que la alopecia influye de manera negativa en la mayoría de las personas. Esto lo deben entender los familiares cercanos, padres, amigos y pareja del paciente, ya que es muy común hacer bromas al respecto y, al menos en un inicio, es poco probable que éste las tome a bien.

El segundo paso es seleccionar a un especialista para la terapia, especialmente en los casos de pérdida severa o definitiva. Aunque existen casos de personas que pueden salir airosas de este proceso por sus propios medios, el común de los pacientes sufren de alteraciones anímicas. La depresión, el nerviosismo, los ataques de ira y el aislamiento son algunos síntomas.

Un consejo en esta fase es hacer conciencia de que el valor que nos damos como individuos, personal y profesionalmente, va mucho más allá del volumen de nuestra cabellera. Pero esa valoración tampoco implica resignación.

Las soluciones son variadas.  Y aunque las mujeres sufren más los efectos, son quienes tienen más opciones para esconder o revertir el problema. Si lucir una larga y abundante cabellera es motivo de gozo para ti, el uso de pelucas es lo tuyo. También, dependiendo de la gravedad de la alopecia, puedes probar con diferentes cortes de cabello y pañuelos o mascadas.

Los hombres pueden detener la caída con medicamentos, realizarse injertos o colocarse prótesis. Y siempre queda el animarse a lucir una cabeza completamente rapada, que es un look muy atractivo.

No es fácil y lo sabemos, pero anímate y gánale la batalla a la alopecia. Svenson está contigo.

This will close in 0 seconds

Agencia de Marketing DigitalOpiniones Svenson