La calvicie a través de la historia

By 1 julio, 2015Artículos
La calvicie a través de la historia

El cabello siempre ha sido motivo de interés para el ser humano. En este artículo te enseñamos 10 datos curiosos sobre el cabello y la calvicie a lo largo de la historia.

1. Entre los egipcios, la henna era utilizada para rejuvenecer el cabello. Así la usaba el faraón Ramsés II.

2. Los egipcios solían raparse la cabeza para evitar las liendres. Sin embargo, utilizaban pelucas y extensiones.

3. Entre los egipcios, el estilo de cabello no determinaba el género, pero sí la edad y el grupo social. Los niños permanecían rapados hasta la pubertad y después podían elegir si querían permanecer así o dejarse crecer el cabello. Las pelucas eran regularmente usadas por ancianos y por personas poderosas.

4. En la Biblia se consigna una prohibición de cortar los cabellos o afeitarse la cabeza; aparece en los libros del Deuteronomio y el Levítico.

5. En la Ley de Moisés no se menciona nada específico sobre el uso del pelo, pero los sacerdotes lo cortaban cada dos semanas y algunos lo cortaban en señal de duelo, aflicción o humillación por un pecado cometido.

6. En la antigua Grecia, los esclavos eran quienes usaban la cabeza rapada o llevaban el cabello muy corto. Los griegos fueron quienes comenzaron a darle importancia al arreglo del cabello de modo natural y crearon las barberías.

7. Entre los romanos, la calvicie no era bien vista. Calígula la disimulaba con pelucas, coronas y diademas; Julio César la ostentaba. Los romanos convirtieron las barberías en centros de reunión.

8. Hipócrates trabajó en un remedio para la calvicie, empleando ortigas. Su efecto fue el contrario y comenzó a perder pelo. Con este caso, dio nombre a la “calvicie hipocrática”, que es la pérdida extrema del cabello.

9. En el Medievo se acostumbraba mostrar la frente completa, hasta el punto que muchas mujeres se la afeitaban en sus bordes para aumentar el tamaño, y la adornaban con cintas con flores o piedras preciosas.

10. También durante el Medievo el cabello de la mujer era considerado erótico. Las mujeres casadas lo cubrían con velos, ya que era considerado legalmente propiedad del esposo.

This will close in 0 seconds

Agencia de Marketing DigitalOpiniones Svenson