Mi pareja padece alopecia. ¿Qué hacer?

By 2 marzo, 2015Artículos

Amas a tu pareja. De eso no te queda la menor duda. Pero cuando la alopecia se convierte de alguna forma en el mal tercio de la relación, los problemas pueden aparecer.

No nos referimos a que tu relación sea superficial y que al existir un cambio físico en tu pareja, tu interés disminuya. Más bien, es el daño a la autoestima de tu pareja y el posible cambio en su carácter lo que podría perjudicar la relación.

Cabe la posibilidad que tu pareja muestre una buena actitud ante la enfermedad y decida quedarse calvo o calva, y lucir su nueva apariencia sin problemas, pero el porcentaje de quienes lo toman así es muy reducido.

La mayoría de las personas reaccionan con incredulidad, frustración e incluso ira. ¿Qué papel conviene que asumas? Podríamos dividirlo en dos partes:

Apoyo emocional

A pesar de que la alopecia no es un padecimiento doloroso físicamente, el cambio en cómo un individuo se percibe a sí mismo puede resultar traumático. El primer paso es entender que tu pareja está pasando por un momento difícil. ¿Cómo te sentirías si fueras tú el diagnosticado con alopecia?

Tu esfuerzo deberá consistir en hacer que tu pareja se sienta amada y deseada, y en realizar actividades que la (o) hagan pensar en otros asuntos.

Escúchalo (a). En la mayor parte de los casos, no necesitamos dar ni un consejo. El solo hecho de dejar hablar a tu pareja es saludable. Aún cuando consideres que lo que está argumentando no es justo o es muy dramático, no le interrumpas. Ten en mente todo el tiempo que busca desahogarse. Puedes darle un abrazo al final. Ese gesto le hará saber que te preocupas genuinamente.

Recuérdale constantemente sus virtudes. Si te encanta su sonrisa, díselo. También puedes halagar su paciencia o su nobleza, su inteligencia o lo sabroso que cocina un platillo. Menciónale lo bueno o buena que es en su trabajo e intenta traer a la conversación sus logros. El objetivo es que olvide por un momento que su cabello se está cayendo y también, de paso, suavizar la tensión que debe estar experimentando en otros ámbitos, cuando ustedes no están juntos.

No contagiarte de emociones negativas

En ocasiones, a pesar de que tú haces lo posible por mantener a tu pareja feliz y concentrada en otros temas, sucede que los sentimientos de ira y frustración que han surgido a causa de la alopecia llega a dirigirlos hacia ti. Llega a sorprenderte e incluso a hacerte sentir herido (a).

Recuerda que el comportamiento difícil que pueda tener tu pareja es provocado por la alopecia, no por ti. Dale un tiempo a solas para que se calme, no respondas a las provocaciones, y luego, cuando el estrés haya disminuido un poco, escúchala (o).

Si su actitud comienza a ser radicalmente diferente a la que conocías, o le trae problemas en el trabajo o en la comunidad, anímalo (a) a acudir a un especialista. En ocasiones tendrás que acompañarlo (a), y puede que requiera la asistencia de algún miembro más de su familia. No todas las personas pueden lidiar con este tipo de cambios y es mejor pedir ayuda a tiempo. De hecho, se recomienda que el auxilio emocional se lleve a la par del tratamiento de la alopecia propiamente dicho.

No olvides que en Svenson somos especialistas en salud capilar y estamos conscientes de todos los cambios que implica padecer alopecia. Estamos para ayudarte a ti y a tu pareja a superar el mal trago con nuestras soluciones personalizadas.

Fuentes: www.20minutos.es

This will close in 0 seconds

Agencia de Marketing DigitalOpiniones Svenson